Por ejemplo: posicionar web, email marketing, estrategias online...

Publica tu artículoCrea tu tienda online
Usuario - - Acceso de Usuarios
Domingo - 20.Agosto.2017

Mejores prácticas para monitorizar tus servidores

Javier Eduardo

A continuación definiremos las dos fases principales a llevar a cabo para realizar una correcta monitorización de tus sistemas.

pixabaypixabay

 FASE 1: RECONOCE LOS PROBLEMAS EN CUANTO APARECEN

Clasifica y marca tus activos (la identificación es clave)  

Esto implica identificar todo lo que necesites monitorizar, y establecer una jerarquía basada en esos objetos y sus interrelaciones. Necesitarás estar atento al hecho de que un fallo en una sola pieza del sistema (p.e. una base de datos) puede afectar todo lo demás que esté relacionado a ello.   En cuanto a cómo identificar lo que necesita o no ser monitorizado, deberías asignar prioridades a todas las partes de tu infraestructura general, asignar prioridades, luego incluir los objetos con mayor prioridad en tu esquema de monitorización. A pesar de esto, algunos ítems de alta prioridad que normalmente deben ser monitorizados suelen ser las bases de datos, los backups de archivos y partes vitales de la infraestructura.   Una vez esté completada esta lista y todos los objetos tengan asignada su prioridad, hay que concentrarse—como se menciona previamente—en los ítems con mayor relevancia además de considerar los objetos relacionados con ellos como puntos de alta prioridad para la monitorización también. Crear una jerarquía es de suma importancia.    Aparte de esto, los activos  estrechamente vinculados entre sí deberían estar agrupados como ítems singulares para que la información sobre ellos se pueda obtener y visualizar con facilidad. En Pandora FMS, por ejemplo, esto se puede hacer usando servicios, grupos o etiquetas.  

Define respuestas o acciones automatizadas  

Ahora que ya tenemos las prioridades claras y se ha comenzado la monitorización en el entorno, debes saber lo que hacer con las alertas y notificaciones. Tus esfuerzos serán en vano si no puedes atender rápidamente a cualquier problema que surja en tu entorno y del que te avise tu herramienta de monitorización.   Hay dos elementos básicos que debemos considerar: las notificaciones activas y las acciones predefinidas (p.e. si una alerta se dispara, ocurre X reacción sobre el objeto afectado). Para que las notificaciones activas sean útiles, necesitarás también asignar a una persona como responsable de responder a las alertas y que pueda reaccionar a tiempo para solucionar el problema, más allá de lo que puedan hacer las acciones predefinidas.   Si estos puntos clave faltan en tu esquema de monitorización será mucho más difícil reaccionar a un problema a tiempo, y tu trabajo previo se puede desperdiciar.  

Categoriza las alertas  

Considerando que todos los pasos previos se hayan realizado, ahora deberíamos tener gente que esté pendiente de notificaciones, aunque tendremos que especializar qué alertas van hacia qué persona para poder obtener las mejores respuestas. Enfocar las alertas hacia una sola persona que sepa realizar tareas específicas es mejor que tener alertas generales que reciben todos los usuarios, a pesar de sus conocimientos individuales que puedan ayudar a solucionar el conflicto.   Todos estos pasos siguen siendo previos a la aplicación real de una herramienta concisa de monitorización, así que todavía se pueden realizar sobre una hoja de cálculo y aplicarse a cualquier esquema de monitorización, independientemente de la herramienta exacta que se vaya a desplegar. Estos pasos garantizan:  

  • Una visión inmediata de los eventos en tu entorno
  • Tener datos útiles y precisos sobre un error en cuanto ocurra
  • Mantener notificados a aquellos usuarios que pueden solucionar problemas
  • Reducir el margen de error al contar solo con la información necesaria

  Estos pasos serán vitales para la realización correcta de lo que en inglés se denomina "System Monitoring".   

FASE DOS: PREDICIENDO LOS PROBLEMAS          

En una segunda fase, una vez se ha desplegado y aplicado una herramienta de monitorización, deberíamos aprender a usar dicha herramienta al máximo de sus posibilidades y aprender a predecir un problema. Esto se logra asignando umbrales a las alertas, con los cuales vía gráficos o “alertas de baja prioridad” podremos saber cuando un objeto que está siendo monitorizado está en un punto de su umbral, sin que sufra un error fatal. Esto quiere decir que, aunque los operadores más expertos tienen un sentido agudo de las anomalías en el sistema que mantienen, podemos aspirar a automatizar nuestra monitorización completamente. De todas formas, debemos evitar depender demasiado de la automatización, pero asignar umbrales puede ser algo muy útil para los operadores y el entorno en general, especialmente en infraestructuras más complejas.   Podemos crear una categoría de alertas que responda a valores “sospechosos” de un umbral, o que simplemente responda a anomalías de tipo genérico para que la gente responsable del mantenimiento de un objeto siempre estén informados en tiempo real.   A modo de conclusión hablaremos de las características necesarias que cualquier herramienta de monitorización debería incluir para poder ser altamente productiva:  

Alertas: estas deberían poder escalarse y aplicarse a distintos grupos de ítems, proporcionando correlación y permitiendo a los usuarios definir tareas complejas.  

Gráficos: los gráficos deben estar actualizándose constantemente o contar con estadísticas en tiempo real. Deben, también, poder ser filtrados y personalizados a la medida del entorno.  

Registros:los registros en la monitorización deberían compilar todos los datos crudos disponibles para hacerlos fáciles de clasificar e interpretar en cualquier ocasión.  

Acceso a la causa base: esto suele exceder lo que hace una herramienta de monitorización, pero cierra el ciclo general de una buena monitorización, asegurándose de que el problema está solucionado desde la raíz y de que no vuelva a surgir.  

 

Espero os haya parecido interesante este artículo. Si necesitáis más información, consultar este artículo sobre mejores prácticas de monitoreo

Vía: PandoraFMS

Etiquetas:
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(1 votos: promedio 10 sobre 10)
Autor: Javier Eduardo
Enviado porjavieron- 29/08/2016
ir arriba

Comentarios

añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar