Por ejemplo: posicionar web, email marketing, estrategias online...

Publica tu artículoCrea tu tienda online
Usuario - - Acceso de Usuarios
Miércoles - 13.Diciembre.2017

El “Ctrl+Alt+Del” de nuestro comportamiento

Mariano Vazquez
Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 ir a siguiente páginair a última página
Muchos de nosotros, cuando reconocemos que la PC que estamos operando no está funcionando dentro de los parámetros previstos tenemos la posibilidad de - presionando “Ctrl+Alt+Del” conocer donde está el error. Esta operación sirve también para evaluar como nos estamos comportando en nuestro ámbito laboral.



Muchos de nosotros, usuarios de una computadora personal, que trabajamos en un entorno Windows, cuando reconocemos que la PC que estamos operando no está funcionando dentro de los parámetros previstos (más lenta que de costumbre, alguna aplicación que no responde) o notamos que el comportamiento no es el que nosotros quisiéramos, tenemos la posibilidad que presionando simultáneamente las teclas “Ctrl+Alt+Del”, emerge en nuestra pantalla una ventana que nos permite acceder al administrador de tareas y con algunos conocimientos previos, podemos determinar que programa no responde o que proceso esta insumiendo tiempo de CPU y eso trae como consecuencia el mal funcionamiento del equipo. Sabiendo esto, procedemos a darle finalización a la tarea que nos esta obstaculizando y continuar con nuestro trabajo.

Hasta aquí es todo bien conocido, pero, ¿que tiene que ver esto con nuestro comportamiento?

Escucho habitualmente a empresarios, gerentes, empleados, que a semejanza con la PC, manifiestan que no “están funcionando” de la manera en que ellos quisieran, se sienten agobiados, cansados, insatisfechos con la vida que están teniendo y cuando les pregunto si pueden registrar que les está generando esta situación, responden no saber exactamente a que se debe.
Ese es el momento de presionar nuestro “Ctrl+Alt+Del” y reconocer cual de estas “tareas” (conversaciones internas, emociones, interpretaciones) no estamos atendiendo, bloqueando el normal funcionamiento de las restantes, ocupando nuestro tiempo y limitando nuestro accionar.

Los seres humanos tenemos la capacidad, a diferencia de las máquinas, de sentir y por medio de ese sentir reconocer cuando nuestro cuerpo nos da alguna señal sutil para que paremos y reflexionemos que nos esta pasando. lo que ocurre es que esperamos a que esa señal sea de alarma y recién ahí tomar alguna acción/decisión que cambie el resultado que estamos obteniendo. Normalmente a estas situaciones que muchos están viviendo se la expresa como queja. La queja en si misma no cambia nada, solo se trata de un mecanismo para aplacar temporalmente la tensión emocional, pero a la vez nos sirve para reconocer que hay algo que nos está molestando.

Al enfrentarnos ante situaciones insatisfactorias, a veces, invertimos una gran cantidad de energía en nuestros lamentos, nos construimos a nosotros mismos historias que explican de que manera somos victimas indefensas de factores externos, que por estar fuera de nuestro control, imposibilita que logremos el cambio esperado, o sea que nada podemos hacer hasta que aquello que produjo la situación indeseada, cambie.
También es cierto que podemos dejar de ser victimas y tomar el protagonismo de nuestra vida y disolver estos obstáculos reconociéndolos y diseñando aquellos estados de ánimo que nos abran posibilidades, ya que de ellos dependen los resultados y las relaciones que estamos teniendo.

Cuando te reconozcas tomando una actitud defensiva, cuando te resulte tentador responder con la misma agresión con la que te trataron o cuando en determinadas situaciones o circunstancias alguien cruce alguna frontera personal y haga estallar respuestas emocionales intensas, resulta habitual reaccionar de 2 maneras, explotando, manifestándole a la otra persona todo lo que sentimos o implorando, guardándote dentro tuyo todo aquello que quisiste decirle y por algún motivo no se lo manifestaste.
Ambas posibilidades son poco recomendables e indefectiblemente llevan a tener aquellos estados de ánimo y corporalidad que dificultan el logro de los resultados deseados, una de las posibilidades que desde el Coaching Ontológico proponemos, es la comunicación responsable.

La comunicación responsable consta de cuatro pasos básicos que incluye cuatro preguntas que podemos formularnos cuando reconozcamos alguna situación que nos molestó o perturbó.
Para ejercitar estos cuatro pasos, piensa en alguna situación reciente que te generó preocupación o te haya molestado. Con esta experiencia en mente, contesta estas cuatro preguntas:

1º Paso - DISTINGUE ENTRE OBSERVACIÓN E INTERPRETACIÓN

Define cual fue el hecho en sí mismo, en lugar de enfocarte en tu interpretación de lo que pasó. Pregúntate: ¿Qué ocurrió realmente? ¿Qué viste y escuchaste?
Por ejemplo: Imagínate en una reunión de la empresa, estás pensando en la visita al dentista de esa noche. Tu jefe nota tu silencio y tu cara de preocupación y te pregunta: ¿Por qué estás molesto?
Tú contestas: “No estoy molesto por nada, sólo pensaba en el dentista”.
Tu jefe respondió a tu silencio con una interpretación, no con una observación. Siempre que le atribuyas un significado a una acción, estás haciendo una interpretación.
Siempre que te sorprendas respondiendo con una reacción emocional, detente un momento y trata de discernir entre la interpretación y la observación objetiva de los acontecimientos.

Páginas: ir a primera páginair a página anterior 1 2 ir a siguiente páginair a última página
Etiquetas:
Compártelo:meneamedeliciousgoogle bookmarkstwitterfacebooktumblr
Vota:
Resultado:
(68 votos: promedio 1.32 sobre 10)
Autor: Mariano Vazquez
02/10/2006
ir arriba

Comentarios

añadir comentario
Esta web no se hace responsable de los comentarios escritos por los usuarios. El usuario es responsable y titular de las opiniones vertidas. Si encuentra algún contenido erróneo u ofensivo, por favor, comuníquenoslo mediante el formulario de contacto para que podamos subsanarlo.
ir arriba

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestrapolítica de cookies. Aceptar